21enero
2021

No te pierdas en los colores

El discurso de todo maestro está para ser olvidado cuando llega el momento.

Veo con amor como tantos autores intentan encontrar una manera de detonar el despertar de la consciencia en otros que buscan en sus palabras consuelo y esperanza.

Sin embargo, escucho con la misma frecuencia,  frases como "no trates de despertar a nadie, cada quien tiene su ritmo y su proceso, todos despertarán eventualmente" y ahí reside una gran verdad; si bien todos buscamos lo mismo,  cada quien emprende un camino distinto, a una velocidad distinta.

Aún así, la realidad actual está poblada de autores y "resonadores (repetidores)" tratando de hacer exactamente eso, despertar a otros, intentando transmitir eso tan complejo que es el despertar de la consciencia , haciéndolo de mil formas distintas, buscando la que le funcione a cada quien.

Me veo entre muchos que viven su camino de aprendizaje de una doble manera: al mismo tiempo que vamos aprendiendo, sentimos la necesidad de ir compartiéndolo con otros y que nuestros seres cercanos se"vengan" con nosotros en nuestra caminata espiritual. Por eso muchos vivimos compartiendo cuanto nos cae en frente, buscando regar la informacion y tocar almas por doquier.

Sobre todo en las redes sociales. Lo sé, lo vivo, lo siento, lo hago.

Nos hacemos resonadores de toda la informacion valiosa que nos llega, y vamos transmitiendo el conocimiento a toda nuestra red. Así crecemos.

O al menos, eso pensamos

Si bien toda la información que recibimos tiene en esencia las mismas enseñanzas, los caminos para llegar a ella son productos de la experiencia y aprendizaje de cada uno de los cientos de miles de gurús que habitan en la red: infinitos discursos, floridos, variados, coloridos, emocionantes.

Y muchos nos perdemos en esos colores.

Creo que cuando dicen "no intentes despertar a otros" en realidad dicen , *no te amargues si otros se acogen al aspecto mas superficial de tu mensaje y repiten solo la formas y no la esencia, porque así es que funcionamos"

No te pierdas en los colores

La mayoría de los discursos que te resuenan y  que repites son producidos por personas que han invertido energías y tiempo en profundizar en fuentes bibliográficas  y  experienciales , sobre todo propias; han pasado por un  camino propio de autodescubrimiento que le ha permitido encontrar una "luz" que guía su discurso.

 Y si... muchos tenemos la tendencia de convertir al maestro en un mesías, apegándonos a los aspectos más superficiales de su mensaje, precisamente por no haber transitado ese duro camino de resolución interna.

En la consulta he tenido la oportunidad de conocer mucha personas repletas de información pero abrumadas por una sensación de confusión y estancamiento.

...y siento que ese es el efecto de intentar suplantar el crudo y espinoso viaje interno hacia los confines de tus emociones mas primitivas por el aterciopelado y colorido viaje externo hacia la espiritualidad recetada.

En la medida en que te llenas de la luz de otros, las palabras de otros, ten por seguro que hay algo dentro de ti que se resiste a ser iluminado y aceptado.

La utilidad del discurso de  cualquier gurú / coach / maestro es el ayudarte a TI a ahondar en tu verdad emocional, en encender la luz de tu cuarto obscuro y poder verlo TODO, sin miedo, sin delicadeza, sin pena, sin lástima. Contigo mismo y con tu seres queridos.

El discurso de todo maestro está para ser olvidado cuando llega el momento.

En la medida que transites el camino a conocer tu verdadero mundo emocional, podrás resolver, perdonar y soltar, hacerte mas liger@ y así, expandir tu consciencia lejos del dolor y las inexplicables recaídas periódicas.

En la medida que limpies tu casa, encontrarás toda la luz que necesitas y no necesitarás lamparas, bombillos, luminarias y demás artefactos prestados.

Presta atención a tu mundo interior e intenta ser uno con ello antes de continuar brindándole tanta energía a estudiar, memorizar y replicar discursos de otros. 

English Spanish